Virginia

Jesús María Escobar

Virginia, linda azucena,
eres la reina de mi corazón,
Virginia, eres tan buena
que tienes toda la gracia de Dios.
Las aves con dulces trinos
entonan una canción de amor,
y tú en un suspiro
le das tu corazón.

Cual ángel del cielo eres tu,
toda piedad
y virtud,
y tú has venido a este mundo
para dar del modo más profundo
amor y gratitud.

La dicha para ti ha de ser,
si amas y sabes querer...
si.

* * * * *


Al Indice de Danzas